Noticias

Alcaldía 2 octubre, 2019

Alcalde Darío Macas activa COE cantonal y solicita la declaratoria de emergencia

Ante el desabastecimiento de agua potable que afecta a Machala desde el pasado viernes, debido a reiteradas roturas en el acueducto regional, el Alcalde Darío Macas Salvatierra, manifestó que la ciudad necesita un proyecto inmediato para afrontar esta situación.

Mencionó que la tubería que conduce el agua potable desde la planta La Esperanza hasta las reservas en El Vergel, está colapsado, por lo que activó el COE cantonal, para declarar el estado de emergencia en la ciudad, puesto que alrededor de 120 mil personas resultan afectadas por este inconveniente.

La primera autoridad municipal sostuvo que el problema del agua, es un descuido de administraciones anteriores que no respondieron frente al inminente colapso del sistema y se limitaron a gastar recursos en reparaciones transitorias, sin buscar soluciones definitivas, lo que acarrea graves consecuencias.

 

CRÉDITO

Recalcó que en poco más de tres meses de su administración, prácticamente encontró una solución mediante el cambio de tubería a lo largo de los 25 kilómetros, a través de un crédito de 67 millones de dólares financiados por el Banco de Desarrollo, gracias al apoyo del Gobierno Nacional, sin embargo, la obra estaría adjudicada a finales de este año y no se puede agilizar la entrega de esos recursos.

 

TANQUEROS

Jenny González, Gerente de la Empresa Pública Municipal Aguas Machala, dijo que desde la semana anterior, técnicos reparan roturas de la tubería, el problema es que se arregla un desperfecto y aparece otro debido a la vetustez del acueducto.

Destacó que el domingo, el GAD Municipal implementó un plan de contingencia para entregar agua de manera gratuita en los barrios suburbanos con el apoyo de 12 tanqueros, del Cuerpo de Bomberos de Machala, Prefectura y bomberos de Arenillas, Huaquillas y Santa Rosa, para atender las necesidades de los machaleños, puesto que el 40% de la ciudad está desabastecida, lo que representa 72 barrios del Sur, Suroeste y Puerto Bolívar.

 

PLAN DE EMERGENCIA

El Alcalde Darío Macas, manifestó que uno de los proyectos para evitar que el desabastecimiento continúe, es la construcción de ocho pozos de agua potable.

Uno en el barrio Urseza, uno en el barrio Venezuela, uno en Puerto Bolívar y cinco en la parroquia El Cambio.

“Estas obras estarían listas en 90 días (tres meses) con una inversión de 8 millones de dólares”, mencionó.

También se habló de la posibilidad de instalar reservorios en las zonas críticas de desabastecimiento con capacidad de 2500 litros por reservorio.

El Alcalde pidió el respaldo de los machaleños para unidos enfrentar el problema con sensatez y responsabilidad “Ustedes no están solos, están conmigo y siempre voy a dar la cara como técnico, profesional, ser humano y como alcalde”, recalcó.

 

COE CANTONAL

En la tarde, el Alcalde Darío Macas, activó el Comité de Operaciones Emergentes (COE), con la presencia de representantes del Servicio Nacional de Riesgos y Emergencias, Cuerpo de Bomberos, ECU911, Policía Nacional, Fuerzas Armadas, Medio Ambiente, Ministerio de Salud, Ministerio de Educación. Además, directores municipales y gerentes de empresas públicas.

En la reunión, el alcalde solicitó a cada uno de los delegados, trabajar conjuntamente para paliar el problema de escasez de agua potable que sufre la ciudad.

El COE quedó activado y este martes 1 de octubre se reunirá a partir de las 16:00 en la Sala de Sesiones del Municipio.

 

En rueda de prensa, el Alcalde Darío Macas, reveló que concluyó la vida útil del acueducto regional y se necesita un plan inmediato para enfrentar la emergencia.

 

La Municipalidad, a través de tanqueros, entrega agua a los moradores de los barrios de Machala y Puerto Bolívar, que están desabastecidos.

 

En la tarde, se activó el COE Cantonal, presidida por el Alcalde Darío Macas, quien dio directrices a cada uno de los representantes de organismos de emergencia.

 

Personal de Aguas Machala EP, solucionó ayer la rotura en la Hacienda Celia María, en Cañaquemada. Sin embargo, las fugas en la tubería, persisten.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *