Noticias

Comunicación 15 septiembre, 2018

SE INICIÓ CONSTRUCCIÓN DE PLANTA DE TRATAMIENTO DE AGUAS RESIDUALES EN VIRGEN DEL CISNE 2

El alcalde de Machala, Carlos Falquez Aguilar, manifestó que se inició la construcción de la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales en el barrio Virgen del Cisne 2, en Puerto Bolívar, obra que viene a solucionar serios problemas de contaminación en el sector y que está a cargo de la Empresa Pública Municipal Aguas Machala.

Los trabajos iniciales comprenden el desbroce de maleza, limpieza del canal y relleno del área donde se construirá la planta. Volquetas, retroexcavadoras, técnicos y trabajadores se encuentran en el lugar realizando las labores señaladas, lo que ha venido a alterar la cotidianidad del barrio y la expectativa de los moradores que ven con agrado el inicio de la obra.

La obra beneficia a 2380 familias, que integran una población de 11900 habitantes quienes son los directamente beneficiados con el proyecto y; además, a todo Puerto Bolívar e indirectamente al cantón Machala. La planta tiene un costo de 1 millón 305 mil dólares y será concluido en 5 meses. El financiamiento del contrato está a cargo de la Empresa Pública Municipal Aguas Machala, entidad que tiene la competencia del agua y el alcantarillado del cantón. La importancia de la obra radica en la necesidad de construir el sistema de alcantarillado sanitario en los 14 barrios de Puerto Bolívar, para que pueda ejecutarse la regeneración urbana ofrecida por el Alcalde Falquez, dentro del programa integral de desarrollo del puerto.

La función principal  de las Plantas de Tratamiento de Aguas Residuales, consiste en la disminución  de contaminación del cuerpo natural receptor, que minimiza la contaminación ambiental ocasionada por descargas directas de aguas residuales, que de no ser tratadas como corresponde, afectaría  a la salud de los pobladores del sector y el ambiente marino. Las aguas residuales son normalmente vertidas a cuerpos de agua sin recibir tratamiento. En la actualidad dichos cuerpos de agua, han reducido notablemente su capacidad de dilución debido a muchos factores. Por lo tanto, se debe promover el tratamiento de las aguas residuales, para disminuir los niveles de contaminación en las fuentes receptoras y por ende los riesgos potenciales para la salud pública y el ambiente acuático, recuperando el ecosistema de playas y esteros, fuente inagotable de riqueza para el sustento de miles de personas.